Grupo Radar
A la pregunta “Si las elecciones nacionales fueran el próximo domingo, ¿a qué partido votaría?”, las respuestas espontáneas (sin leer nombres de partidos ni posibles candidatos) fueron las siguientes: un 35% votaría al Frente Amplio, un 23% al Partido Nacional, un 11% al Partido Colorado, un 3% al Partido Independiente, un 1% a Unidad Popular, un 7% votaría en blanco o anulado, un 4% afirma que no votaría y un 15% no sabe o no contesta la pregunta. (NOTA: las sumas pueden no dar exactamente 100% debido a los redondeos). Estos porcentajes no coinciden con los del título de la nota, la explicación está más abajo.

Es importante resaltar algunas cuestiones metodológicas importantes para el análisis de estos datos:

En primer lugar, cuando se pregunta por la intención de voto, los resultados suelen diferir en función de cómo se formula la pregunta. En nuestros 16 años de encuestas de opinión pública, siempre la intención de voto ha sido mayor al ponerle nombre y apellido a las candidaturas que cuando preguntamos simplemente por partido. Lo que se reduce habitualmente al mostrar una lista de candidatos en vez de partidos es el número de personas que no saben y el de personas que votarían en blanco o anulado. En los resultados mencionados sólo está la intención de voto por partido, en forma espontánea, y sin “re-preguntas” – que habitualmente se hacen a aquellas personas que declaran votar en blanco o anulado o que no saben a quién votarían y hacen crecer todos los porcentajes. Esta es la razón por la que el porcentaje de “indecisos” y el de votos en blanco y anulados sea tan elevados (recordemos que el voto en blanco y anulado nunca resulta significativo en las elecciones nacionales en Uruguay).

Hecha esta aclaración, es importante destacar que por primera vez vemos aparecer un porcentaje importante de personas que declaran espontáneamente que no concurrirán a votar: 4% del total. Este fenómeno es nuevo, o al menos nunca había aparecido en tantos casos. El perfil de estas personas es interesante: más montevideano, mayor que la media de la población, con un alto porcentaje que no sabe autodefinirse en una escala de izquierda a derecha, y con otro alto porcentaje que afirma no haber votado en la elecciones pasadas (sea ésto cierto o no). Resulta evidente que existe un porcentaje nada despreciable de ciudadanos que no tiene (¿más?) interés en participar en nada que tenga que ver con política y/o rechaza todo lo que tenga que ver con ella.

Como no tenemos forma de saber si estas personas mantendrán o no su decisión de no concurrir a votar, hemos decidido re-procesar los datos de intención de voto excluyendo estos casos. Obtuvimos entonces los siguientes resultados: 36% para el FA, 24% para el PN, 12% para el PC, 3% para el PI y 1% para UP.

Inrtención de voto - feb'14

Comparando con dos estudios anteriores que hicimos con la misma metodología y tamaños de muestra similares (todos superiores a los 1500 casos, cara a cara y en todo el país urbano y rural), en junio 2012 y junio 2013, observamos lo siguiente:

1) El Frente Amplio baja su intención de voto, de 40% en junio 2012 a 38% en junio 2013 y a 36% en febrero 2014 ;

2) El Partido Colorado mantuvo la suya en 14% entre las dos primeras mediciones y bajó a 12% en esta última;

3) El Partido Nacional crece sostenidamente, de 21% a 23% y luego a 24%;

4) El Partido Independiente crece de 2% a 3% y se mantiene en ese porcentaje;

5) Los “indecisos” (suma  de votos en blanco, anulados, “no sabe” y “no contesta”) pasan primero de 23% a 22% y luego al 24%. Pero recordemos que para ser totalmente estrictos habría que incluir en esta “bolsa” los que hoy afirman que no concurrirían a votar.

En suma, el único partido que crece es el Partido Nacional, a expensas del FA. Pero más que el Partido Nacional ha crecido lo que podríamos llamar “el partido de los indecisos y los desconformes”, en el que hay que incluir tanto a los que dicen que no saben a quién votarían como a los que dicen que votarán en blanco, anularán su voto o directamente no concurrirán a las urnas en octubre.

También es interesante notar que por primera vez la suma del Partido Nacional y del Partido Colorado iguala al Frente Amplio.

El cuadro a continuación muestra algunas diferencias interesantes entre segmentos de población:

La intención de voto hacia el Frente Amplio es ocho puntos mayor en Montevideo que en el Interior (41% contra 33%), mientras era de seis puntos en julio 2013. Esto se debe a que se mantuvo en Montevideo pero cayó en el Interior. La del Partido Colorado apenas disminuyó en el Interior pero bajó tres puntos en Montevideo, con lo que actualmente se sitúa en 10% en la Capital y 13% en el Interior.   En cuanto a la intención de voto del Partido Nacional, es once puntos mayor en el Interior que en Montevideo (29% contra 18%), y esa diferencia se amplió dos puntos porcentuales con respecto a julio 2013, debido a que el Partido creció en el Interior y se mantuvo en Montevideo. Finalmente el porcentaje de indecisos aumentó muy fuertemente en Montevideo (de 12% a 18% y levemente en el Interior (de 13% a 15%).

Otra segmentación que muestra diferencias interesantes es la edad. Si establecemos un primer corte en 29 años y un segundo corte en 64 años (ambos son arbitrarios), vemos que los porcentajes de indecisos (o descreídos) disminuyeron fuertemente entre los más jóvenes mientras que crecieron levemente en el rango de edad intermedio y fuertemente en el de los mayores: hoy un 23% de los más jóvenes afirma que votará en blanco, anulado o que no sabe a qué partido votará (era del 30% en junio 2013), al igual que un 23% de los 30-64 años (eran un 25%), y un 27% de los mayores de 65 años (eran un 17%). Y al igual que lo que sucede desde hace muchos años, a mayor edad crece la suma de los dos partidos fundacionales y disminuye la adhesión al FA: este último obtiene una intención de voto del 42% en el rango de edad más joven y tan solo 24% en el de mayores de 65 años. El partido Colorado es el que más crece proporcionalmente a mayor edad, duplicando su intención de voto en el segmento de más de 64 años en relación al de menores de 30 años.

La variable Nivel Socioeconómico muestra algunas variaciones más que interesantes de una medición a la otra: la intención de voto del FA pierde cuatro puntos en los niveles altos, dos en los medios y gana un punto en los bajos. Esto hace que hoy la intención de voto del FA aumenta a menor NSE, mientras que en julio 2013 era prácticamente igual en los tres niveles. En el mismo período la intención de voto del PN aumentó en niveles alto y medio y cayó en el bajo (en forma de “espejo” con lo que sucede en el FA). Y el PC cae en todos los niveles socioeconómicos.

Finalmente, por primera vez el FA deja de ser el partido que más “retiene” sus votantes de la elección anterior: 73% de quienes lo votaron en 2009 afirma que lo volvería a votar (eran el 76% en julio pasado), porcentaje que aumenta al 75% para el PN (eran el 71% en julio 2013) y baja al 61% en el caso del PC (eran el 72% en la medición pasada).

Intención de voto por segmento - feb'14

FICHA TÉCNICA

Esta encuesta fue realizada entre el 18 de enero y el 18 de febrero de 2014 a una muestra nacional de 1756 personas, representativa de toda la población mayor de 18 años.

Todas las encuestas se realizaron cara a cara en los domicilios de los entrevistados.

Se realizaron encuestas en 61 localidades: en todas las capitales departamentales, y en una muestra elegida aleatoriamente de las demás. En cada localidad se sortearon segmentos censales y manzanas al azar, en las que se aplicaron las encuestas según una cuota determinada por cada manzana y una rutina predefinida para respetar la mayor aleatoriedad posible. En Montevideo, la muestra se distribuyó proporcionalmente a la población residente en cada uno de los 62 barrios definidos por el INE.

El margen de error máximo cuando se trabaja sobre el total de la muestra es de ±2.3 para un nivel de confianza del 95% y una incidencia del 50%. En caso de trabajar sobre sub-muestras (por ejemplo por zona geográfica o por rango de edad), el margen de error aumenta.

Esta encuesta es multiclientes, lo que significa que no fue contratada en exclusividad por ninguna empresa, medio, o partido político.

©Grupo Radar
Diseño MChF